lunes, mayo 08, 2006

 

¿¡Y tú que sabes!?

Ayer fuí a ver ¿¡Y tú que sabes!? (Sitio web oficial, sitio oficial en España -que a mí me aparece como una página negra vacía- y la entrada de la IMDB). Fue una auténtica decepción. No es más que un pastiche postmoderno.

Una de las bases del postmodernismo es:
"Una de las fuentes de esta discusión [la idea de un pensamiento postmoderno] se encuentra en que no es capaz de definirse en términos precisos, pues son el resultado de diferentes ideas, pensamientos y percepciones en los distintos campos de la cultura occidental. Así en el campo científico, la teoría de la relatividad y posteriormente la física cuántica, revolucionaron la física gravitacional newtoniana y la forma de interpretar el universo. Del mismo modo lo han hecho en el campo filosófico. En la ciencia ha sido muy importante la enunciación del Principio de Incertidumbre de Heisenberg, nombre que define una de las mayores características del pensamiento postmoderno asi como las consecuencias del teorema de Bell."
(Wikipedia)

Sobre esto trata ¿¡Y tú que sabes!?, se dedica a extrapolar los efectos de la física cuántica al mundo macroscópico y a nuestros pensamientos, aunque esta parte no la explica. Para ello hay entrevistas a físicos y médicos. Sin duda son expertos en su campo pero en la película sus comentarios son breves y están muy editados, lo que hace que, en realidad, no sepas que es lo que dicen o defienden.

Un par de ejemplos que no me gustaron.

El poder de la mente
Se asegura que cualquier situación del mundo físico es, en realidad, un conjunto de probabilidades, ya que así lo dice el principio de incertidumbre de Heisenberg. El observador selecciona una de estas probabilidades y fija el mundo físico al realizar la observación. Por tanto (el "por tanto" lo dicen ellos, no yo), el observador tiene la capacidad de fijar el mundo físico utilizando su pensamiento. La consecuencia es que las leyes físicas funcionan es porque nos han enseñado que son así. Literalmente se dice en la película "podrías andar sobre el agua, si realmente lo crees."

El argumento es tan estúpido, que creo que no merece la pena ni comentarlo.

Abuso del principio de incertidumbre de Heisenberg
Rutherford, uno de los mejores físicos de la historia y uno de los padres de la teoría atómica, aseguraba que solo conocías algo cuando lo podías cuantificar. Es extraordinariamente difícil hablar de física sin utilizar las matemáticas. Además se corre el riesgo de errar en las conclusiones cuando no se utilizan.

El principio de incertidumbre de Heisenberg dice:
donde Δx es la desviación estándar de la posición y Δp de la cantidad de movimiento (el producto de la masa por la velocidad). La desviación estándar nos da una idea de la falta de precisión en la medida. Cuanto mayor es la desviación estándar, con menor precisión podemos medir, por ejemplo la posición.

La consecuencia del principio de incertidumbre es que si conocemos muy bien la cantidad de movimiento de una partícula, como puede ser un electrón, no podremos determinar correctamente su posición y viceversa.

Pero, nuestra experiencia es totalmente contraria. Podemos precisar sin ningún problema la posición y velocidad de un coche o de una pelota. ¿Por qué es así? Por el valor de la constante de Plank:

Dicho de otro modo, la constante de Plank es 0.00000 00000 00000 00000 00000 00000 00066 261 J·s. Es extraordinariamente pequeña, lo que hace que solo tenga influencia en cosas extraordinariamente pequeñas como los electrones.

Si se tiene esto en cuenta, muchos de los argumentos de la película pierden sentido. No se puede extrapolar la física cuántica al mundo macroscópico.

Eso sin hablar de la base fundamental de la física cuántica, la energía no es contínua. Esto es algo muy importante cuando se trabaja a nivel atómico o subatómico pero totalmente irrelevante a nuestra escala.

No se puede hablar de física o de sus consecuencias sin utilizar ecuaciones, punto. Tal como dice Alan Sokal cuando denúncia el postmodernismo:
"Creen sin duda poder utilizar el prestigio de las ciencias exactas para dar un barniz de rigor a su discurso. Por otra parte están seguros de que nadie señalará la utilización abusiva de esos conceptos científicos"

Conclusión
Después de haber visto la película puedo describirla en una sola ecuación:

¿¡Y tú que sabes!? = Las enseñanzas de Yoda + Los efectos de Matrix + Chachara pseudocientífica + New Age

Mi recomendación, hay muchas otras cosas que hacer mucho más interesantes en lugar de ir a ver esta película.

Es muy recomendable la lectura de What the (Bleep) Were They Thinking? donde se analizan de manera más detallada errores de la película. Además se comenta que, al menos, uno de los científicos que aparecen en la película se ha quejado de que sus comentarios han sido editados para que parezca que dice una cosa cuando, en realidad, quiere decir lo contrario.

Comments: Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?